¿Qué es una empresa cíclica y cómo analizarla? II/II

En la anterior entrada de este blog hablé de manera bastante simple sobre lo que era una empresa cíclica, y por que una empresa puede serlo. Pero la verdad es que me dejé muchísimas cosas interesantes, que por no hacer una entrada eterna decidí dividirla en dos.

Una empresa cíclica es de las más difíciles de analizar, pero no por que nos cueste determinar cual es el momento al que debemos comprar (eso al fin y al cabo sucede con todas las empresas), sino porque su análisis no se debe realizar con las mismas pautas.

Antes de empezar, debemos ser conscientes de que un análisis de este tipo trata de hacernos ver la situación por la que pasa la empresa y qué capacidad futura tiene. Hay análisis de mil tipos y otras mil cosas que ver, por lo que nos centraremos en repasar una serie de puntos clave que deben ser vistos si o si en esta clase de empresas, obviando otras cosas que aunque son importantes en un análisis, no son características de las cíclicas.


Lo primero que a uno le interesa saber es en qué zona del ciclo está la empresa, pues como habíamos visto anteriormente una empresa cíclica responde de distintas maneras dependiendo de la situación a la que se esté enfrentando.

Uno puede pensar que por vivir  una mala situación, es obvio que el país está en crisis. Pero eso no es cierto; el país es mucha más gente aparte de nosotros y no debemos creer que somos capaces de percibir con clara exactitud el estado económico. Sólo un profesional economista podría, e incluso ellos se equivocan.

Y ahora otro pensaría: -Ah bueno, dame unos segundos que enseguida te lo digo.

Buscaría por internet durante 5 min y nos traería un gráfico como este:

Grafico ToyotaEste es el gráfico de Toyota Motor Corporation, y es bastante obvio que es una empresa cíclica y que ha respondido de tal manera a todas las burbujas y crisis económicas.

  • 2000 – Burbuja de las .com
  • 2007 – Crisis inmobiliaria
  • 2015 – Devaluación de la moneda china junto a las distintas crisis europeas (deuda, crisis griega, migratoria y brexit)

Y está muy bien reconocer una empresa cíclica, pero que nadie piense que de esta imagen y un par de noticias será capaz de confirmar en que parte del ciclo se halla Toyota. ¿Acaso nos dice cuántos coches está vendiendo?¿Nos dice si ha realizado alguna expansión a otros países emergentes últimamente?¿Nos dice quizás si ha trucado secretamente alguno de sus modelos?

Pongamos un ejemplo. Alguno puede pensar que el gráfico ya ha subido demasiado, y que la siguiente parte del ciclo corresponde a una bajada en tiempos de crisis. Pero ¿y si simplemente Toyota sigue vendiendo lo mismo que en 2009?, podría ser perfectamente que lleve 6 años vendiendo el mismo número de coches que después de la crisis inmobiliaria, e incluso menos, pero que simplemente haya logrado encontrar la manera de rebajar sus costes de producción enormemente. Eso implicaría que la subida de estos ultimos años no corresponde a un periodo de prosperidad económica, sino únicamente de Toyota, con lo que aún le quedaría mucho recorrido en caso de que empezase a correr dinero por las casas.

La mejor manera (y más fiable) que tenemos para ser conscientes de en qué parte del ciclo está la empresa es mirar la evolución de ventas en los últimos años (no los últimos 2, los últimos 10-20 años) y su relación con los beneficios antes de impuestos e intereses (BAII). Un periodo con alto índice de ventas junto a unos beneficios por venta razonables, comparado con lo que ha realizado la empresa años anteriores, nos indica que está en crecimiento a unos precios que antes funcionaron. Sin embargo si viesemos que las ventas suben y sin embargo los beneficios no lo hacen acorde a ellas podría significar que la empresa ha decidido bajar los precios a fin de ser más competente, con lo que una época de prosperidad en la economía aún podría incrementar más sus ventas.

Como ven todo tiene que ser analizado adecuadamente.

En segundo lugar nos interesa saber que capacidad tiene la empresa para hacer frente a las vacas flacas. Esto es muy importante, dado que si invertimos en una empresa cíclica queremos hacerlo en la zona baja del ciclo, es decir, en el peor momento de la empresa, a fin de obtener mejores plusvalías. Pero poco obtendríamos si dicha sociedad no es capaz de superar dicho obstáculo.

Para ello hay dos cosas esclarecedoras:

  1. Que la empresa ya tenga años a su espalda, con lo que cuenta con el respaldo de la experiencia.
  2. El endeudamiento contraído en los momentos de prosperidad.
  3. Contratos realizados pendientes de cobro.

Nada es más gratificante que poder confiar en una empresa en los malos momentos, y saber que es una experta en superar obstáculos da mucha confianza. Pero eso no nos libra de estudiar cómo lo hizo, qué elementos aprovechó para poder aguantar largos años con caída de beneficios y remontar después. Estos detalles son muy importantes, pues son los que distinguen a una empresa cíclica de una empresa fugaz (llegó, ganó y perdió).

Si tener una época de vacas flacas es un gran obstáculo, hacer frente a una deuda que no has conseguido rentabilizar lo es aún más. Cuando una empresa cíclica cae en periodo de bajas ventas se dedica a rabajar la producción, personal y distribución, y cuenta con el stock para hacer frente a los siguientes pedidos a fin de que no se acumule, así que evita como siempre tener que caer en déficit. Pero cuando está en prosperidad puede llegar a “emocionarse”. Al aumentar tanto los pedidos se puede llegar a pedir préstamos a fin de poder responder a todos ellos antes que la competencia, o simplemente para no quedar atrás. Eso está muy bien, siempre y cuando consiga sacar provecho a la deuda y el periodo de prosperidad le dé para cerrarla. Pero puede llegar perfectamente el momento en el que se entra en crisis y bajan las ventas (explota una burbuja, un país decide devaluar su moneda, que sé yo), y para lo cual una empresa cíclica debe estar siempre preparada, pues si en ese momento tiene contraída una gran deuda su futuro pintará muy negro. Aunque sobreviviese para ver el siguiente avance de la economía se vería muy lastrada por una deuda mal pedida.

Por todo ello debemos vigilar bien los motivos y momentos de cualquier endeudamiento, y de la capacidad de pago de los mismos. A una empresa cíclica se le suele pedir un endeudamiento mucho menor que al resto, aunque no hay que olvidar que cada sociedad es un mundo y puede haber casos especiales.

Como punto positivo son la cantidad de contratos que aún le queden por cobrar a la empresa, y dado que tienen el efecto contrario que la deuda, cuanto mayor sea con más facilidad superará el bache.

Por último es saber confirmar el fin de un periodo. Y es que como veíamos anteriormente, que la cotización suba por un aumento de beneficios no quiere decir que la época de vacas flacas haya terminado.

Algunos elementos muy fiables para saber si estamos cerca de que nos cierren el chiringuito son el número de ventas (obviamente) y la acumulación de stock. La bajada de beneficios puede postergarse debido a un gran volumen de contrataciones anteriores, pero seguiría siendo la confirmación definitiva.

Para confirmar una subida debemos observar el número de ventas (obviamente), un aumento en la rotación de activos, un aumento en la producción debida a una gran contratación y comunmente un aumento de personal.

Y de nuevo, los beneficios serían los últimos en confirmarnos que se acerca la prosperidad.


En un análisis de este tipo uno debe estudiar muchas más cosas antes de involucrar su capital. Cosas como el activo no corriente, rotación de capital circulante o el apalancamiento operativo (de extrema importancia en algunos casos) considero que son más específicos del sector (aerolíneas, constructoras, supermercados) que del hecho de que sean empresas cíclicas. Y aunque no las comente deberían estar en cualquier análisis que se precie.

Anuncios

2 comentarios en “¿Qué es una empresa cíclica y cómo analizarla? II/II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s